Cómo no abandonar tus metas por cuestiones de dinero

Isabelle Lecurou

     Entre los diferentes objetivos que te fijaste ultimamente, problablemente hay algunos que requieren algo más que paciencia y determinación para concretizarse y ese algo más es dinero. Porque la verdad es que ya podrías empezar esas clases de Italiano, de Tango o de Aromaterapia: tienes el tiempo y la motivación. Lo mismo respecto a esta formación de ventas, de diseño o de lo que sea. Y ¿Ese viaje con el que vas soñando desde hace años? En realidad ya te podrías ir si… Ah! ¿Y qué tal con tu reto de perder peso? Pero claro, falta comprar la caminadora o inscribirte en el gimnasio pero todo esto cuesta dinero… Entonces ¿qué? ¿Lo vas a dejar porque no lo puedes hacerlo ahora, ya, en este mismo instante? Por favor, un poco de paciencia y de perseverancia. No abandones tus sueños, no le des la espalda a tus metas y aspiraciones con el pretexto de que no tienes – el día de hoy – el dinero necesario para vivirlos.

     He aquí un pequeño tip en dos pasos que te podrá ayudar en determinados casos:

  1. Determina precisamente el costo del servicio o producto que quieres comprar (curso, viaje, objeto, etc): infórmate bien al respecto.
  2. Ahora tienes dos posibilidades, dependiendo en parte de tu poder adquisitivo y en parte de tu nivel de compromiso:
  • determina cuánto puedes ahorrar cada día; haz la suma y esto te indicará cuándo podrás concretizar tu meta (comprar el boleto, pagar el curso…). Igual en algunos periodos podrás aumentar tu aportación y de esta manera acelerar el proceso.
  • O bien: decide cuándo quieres concretizar tu meta, tu deseo. Calcula el número de días que te separan de esa fecha y divide la suma de la que tendrás que disponer (el precio del boleto de avión, por ejemplo) por el número de días que tienes para alcanzarla.

     Ése es tu plan de ahorro. Ahora te toca respetarlo y llevarlo a cabo. El punto es definir un proceso con el cual te sientas cómodo de tal manera que no tienes pretexto para no hacerlo. Pero vale la pena ¿no? ¿Qué te parece?


Este tip es inspirado del libro de Timothy Ferriss, The Four-Hour Workweek (2007).

 

 

Publié par

Coach Profesionnel Certifié - Coach Profesional Certificada Life Coaching - Transition Coaching - Intercultural Coaching

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s