Fases y transiciones de vida – Primavera

Isabelle Lecurou

    ¡Lo lograste! No sabes exactamente cómo ni cuándo pasó pero una mañana te despertaste y los colores se te hicieron más vivos, la luz más transparente, los olores más suaves, los sonidos más agudos y alegres. Sentiste un leve calor, una sutil energía y unas tremendas ganas de hacer mil cosas.

    Tu energía no está al 100% todavía pero tu entusiasmo, tu alegría, ese ánimo lleno de confianza y seguridad que te caracteriza ahora te empuja hacia delante, inexorablemente. Andas por la vida con esta seguridad de que ya no hay marcha atrás.

    Así que empiezas a hacer proyectos, a planear nuevas rutas, a idear varios cambios, ajustes, renovaciones… porque eso sí, no estás para seguir con lo mismo: está lo que se va, lo que se queda y lo que estás a punto de hacer entrar a tu nueva vida. Has cambiado y para bien porque ese cambio es sinónimo para tí de bienestar, armonía, coherencia, tranquilidad y confianza: así que ahora es tiempo de que tu vida sea el fiel reflejo de tu nuevo estado interior.   

¿Qué actividades puedes implementar para aprovechar al máximo todas las oportunidades que te brinda esta etapa?

  • La Primavera es una fase de creatividad y aprendizaje así que es fundamental que cuides y refuerces tus niveles de energía para poder disfrutar al máximo de ese gran proceso de innovación y emprendimiento: ¿sabes con certeza cuáles son los factores internos y externos que merman o al contrario aumentan tu energía? Indágalo y si no sabes cómo, ¡llama a tu coach! Es parte de sus competencias apoyarte en estas cuestiones.
  • Es tiempo de renovar tu estilo de vida y de acordarlo a lo que eres, sientes, necesitas y quieres: alimentación, relajación, deportes, profesión, ocio, vestimenta, entorno natural, cultural… Prueba cosas nuevas, nuevos alimentos, nuevos deportes, hobbies, nuevos estilos, amplia tus centros de interés… y escoge lo que te conviene, te gusta y te hace sentir bien.
  • Haz que la actividad física sea de ahora en adelante parte de tu rutina diaria. Hay un sinfín de posibilidades (caminata, senderismo, bicicleta, pilates, yoga, artes marciales, voleibol, fútbol, ski, natación, baile, etc) y no tienes por qué hacer lo mismo todos los días. Aquí no se trata solamente de cuidar de tu físico y de alimentar tus niveles de energía sino también de potenciar las aptitudes de tu cerebro para los cambios a los que estás aspirando y que estás preparando. 
  • Enamórate, hazte nuevos amigos y sobre todo, relájate: es tiempo de darle rienda suelta a tu sentido del humor y a tu fantasía. ¿No sabes cómo? Bueno, podrías, por ejemplo, inscribirte a un curso de teatro.
  • La música, el arte, viajar, leer… siguen siendo actividades muy recomendadas, por el placer y las enseñanzas que te brindan siempre. En Primavera, se trata de florecer, abrirse al mundo y acoger el cambio: practicar un arte, disfrutar del de los demás o conocer otras culturas siempre han sido excelentes vías para lograrlo. Pero es cierto que no son las únicas: ¿qué más se te ocurre?
  • Diseña la vida de tus sueños reflexionando sobre los diferentes ámbitos que la componen. Por ejemplo, puedes preguntarte: ¿Qué es lo más importante para mí? ¿El trabajo? ¿mi familia? ¿mi pareja? ¿tener una pareja? ¿dedicarme a mi pasión? ¿ayudar a los demás? Toma el tiempo de definir qué entiendes por « trabajo », « familia », « pareja », etc. ¿No sabes por dónde empezar? ¿Te cuesta todavía trabajo proyectarte de esta manera? No quiero sonar repetitiva pero en serio: llama a tu coach; definitivamente es su especialidad.
  • Fórmate, asiste a cursos, talleres, regresa a la Universidad, inscríbete a esa certificación o ese diplomado que tanto te llama la atención. Tienes mucho que aprender – ¡Y tienes tantas ganas de hacerlo! – para darle forma a tu nueva y apasionante vida.

     La Primavera es un periodo sumamente placentero: disfrutas de lo que lograste preservar de tu « antigua » vida durante el largo Invierno de la Transición y saboreas al mismo tiempo todo lo nuevo que está llegando en esta nueva etapa. Es un nuevo comienzo, sí, pero con ese toque adicional de discernimiento y sabiduría que te dio el haber recorrido y concluido exitosamente un ciclo completo y el saber que estás en el umbral de un sinfín de posibilidades ¡Felicidades!

Publié par

Coach Profesionnel Certifié - Coach Profesional Certificada Life Coaching - Transition Coaching - Intercultural Coaching

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s