Fases y Transiciones de Vida – Verano – Cómo aprovechar y fortalecer esta fase de vitalidad y alto desempeño

Isabelle Lecurou

   Este artículo es el segundo de una serie de 6 artículos destacados sobre los Ciclos de Cambio y Crecimiento. Te recomiendo leer antes:

1 – Fases y transiciones de Vida – ¿En qué etapa te encuentras?

Separador home

TE ENCUENTRAS ACTUALMENTE

EN ESTA FASE SI…

….tienes mucha energía, lanzas proyectos personales y profesionales de alto nivel que te retan y estimulan. Te sobra la motivación y predomina en tí el sentimiento de que te estás realizando porque de hecho… es exactamente lo que estás haciendo.

  La fase llamada LanzamientoVerano corresponde a un capítulo de tu vida sumamente positivo y dinámico: es una fase de acción y ejecución muy dinámica y potente, en la que finalmente se te da la oportunidad de poner en práctica todo lo que has soñado, diseñado y preparado con suma paciencia durante las dos fases anteriores (Invierno y Primavera).

   Experimentas a diario una maravillosa alineación interna y una perfecta congruencia entre tus acciones y tu valores, aspiraciones y necesidades, lo cual te brinda mucha felicidad y una vitalidad impresionante. Lógicamente, la emoción predominante en tu estado de ánimo es la alegría. Si además vas experimentando esta fase no en uno sino en varios o incluso en todos los ámbitos de tu vida, entonces tu alegría se aparenta más a un sentimiento de gozo y de plenitud. 

   Obviamente, te encantaría poder prolongar esta sensación así como los niveles de energía, de enfoque y de motivación que te brinda a diario pero ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo preservar y consolidar lo más posible dicho estado? Es lo que te voy a mostrar en este artículo.

 

¡TOMA ACCIÓN YA!

   Tus niveles de energía y motivación están en su máximo ¡No eches a perder esta oportunidad! Ahora es cuando te corresponde materializar y manifestar todo lo que has imaginado, preparado y planeado. La palabra clave es, por lo tanto, actuar.

   En el ámbito profesional 

    En esta fase estamos en lo concreto, lo efectivo, lo consistente, lo palpable. Aquí te toca materializar, reforzar o reorientar de manera visible y tangible tu proyecto profesional, decisión tras decisión, acción tras acción.  Así que haz lo que tienes que hacer, sin dudar ni un segundo acerca de tus posibilidades de éxito. Ahora es el momento.

  • Aprovecha este período para actualizarte, especializarte y para convertirte de esta manera en un experto y referente de tu campo y disciplina. Bríndale un espacio de acción, realización y expresión a tus talentos, a tu creatividad, a tus habilidades y a tu inteligencia.
  • Conecta con otras personas, construye tu red de colaboraciones, apoyo mutuo y solidaridad. Dáte a conocer y siente curiosidad por los demás: por su historia, su método de trabajo y sus estrategias de éxito. Pero házlo con autenticidad y naturalidad: tu entusiasmo, tu optimismo y tu alegría de vivir son actualmente tu mejor tarjeta de presentación. Simplemente sé tu mismo.
  • Como sea, toma acción: escribe tu libro, haz tu maestría o tu doctorado, solicita ese puesto de directivo, crea o escala tu negocio, tu empresa… Haz lo que tienes que hacer pero hazlo ahora porque  

En esta fase es cuando convergen y se unen

todos los elementos necesarios para tu éxito.

En el ámbito profesional es por lo tanto la fase por excelencia

del alto desempeño y de las metas ambiciosas. 

   Pero no te pierdas lo más noble y elegante de una dinámica de éxito: la oportunidad de realizarte plenamente – de acuerdo a tu propósito y a tus valores – ayudando a otros a lograr lo mismo.  

En el ámbito personal     

   Mismo mantra y mismo requisito: tomar acción. Hacer visible, concreto y efectivo lo que hasta ahora ha sido solamente del dominio de la reflexión o de la experimentación.  

   En esta fase, ya tienes muy claro qué es lo que a ti te conviene, te hace feliz y te hace crecer. Es hora por consiguiente de ofrecértelo y de darte los medios necesarios para conservarlo.

  • Aprovecha este momento para revisar tu estilo de vida, actualizar y mejorar tus hábitos y quedarte solamente con lo que te sirve para mantener los altos niveles de energía y alegría de los cuales disfrutas actualmente.
  • También es un buen momento para reinventarte de acuerdo a tus valores fundamentales. Dale rienda suelta a tu creatividad y aprovecha tu dinamismo y entusiasmo para implementar y llevar a cabo lo que realmente deseas implementar y llevar a cabo en tu vida personal, amorosa o familiar: tal vez tienes ganas de mudarte, de darle la vuelta al mundo, de vivir un tiempo en el extranjero, de formar una familia, de cambiar de imagen, de empezar un nuevo hobby… Lo que sea que te guste, te haga sentir bien y manifieste por fuera todos los grandes cambios que llevaste a cabo por dentro durante los meses o años anteriores. Tienes la fuerza, la energía y la confianza necesarios para hacer por fin lo que te conviene hacer. 

En el ámbito personal, el Verano

es la fase del Poder y Liderazgo Personal 

   

     No necesitas el permiso de nadie para ser quien quieres ser y vivir la vida que deseas vivir, sin arrogancia, por supuesto, y con respeto hacia aquellos que te importan, pero sin falsa humildad tampoco, ni sumisión a limitaciones, creencias y miedos que no te pertenecen.

   Te toca a ti descubrir el punto de equilibrio con empatía, ternura y benevolencia hacia las personas que amas. Fuera de este Círculo VIP, como lo llamo yo, ya no es responsabilidad tuya y lo que pueda pensar y decir la gente ha de dejarte sin cuidado.

 

CUIDA TU CURVA DE ESFUERZO

   Durante esta fase, tus niveles de energía, tu optimismo, tu motivación, tu compromiso, tu claridad mental y tu capacidad de acción y ejecución son óptimos… siempre y cuando te preocupes por nutrirlos y fortalecerlos a diario.  

En esta fase de arranque sí hay un riesgo latente: el riesgo de querer hacer demasiado y demasiado rápido, ignorando o dándole poco a poco la espalda a tus necesidades, a tus valores y al contexto en el cual  te estás desenvolviendo.

 

   Te pierdes en la toma de acción y en la tarea diaria, corriendo el riesgo de confundir el ajetreo con la actividad, la agitación con la productividad y el ardor con la eficiencia. De ser así, lo que te espera al final es un inmenso agotamiento físico, mental y emocional que te hará pasar de la vitalidad y el entusiasmo al abatimiento y al estrés y que te llevará directamente a la fase siguiente (Otoño o Desincronización).   

  ¿Te preguntas cómo evitar todo eso y prolongar este periodo lo más posible? Prepárate desde el inicio y haz un plan de acción de uno a tres años que te permita visualizar claramente los diferentes objetivos que te interesa alcanzar y los retos y desafíos correspondientes. Esto te permitirá medir y preparar con precisión tu Curva de Esfuerzo, trabajar en adecuar y fortalecer tus Niveles de Energía y prepararte de manera integral para ser capaz de controlar tus Niveles de Estrés.

  • En este plan de acción, asegurate de respetar el equilibrio Vida Personal/Vida Profesional. No tiene que ser un 50/50; en realidad, depende de ti evaluar dónde está el equilibrio, de acuerdo a tu situación del momento, a tus aspiraciones y a tus ambiciones. Pero no olvides que de esta reflexión y de su manifestación en tu planeación diaria depende en gran parte tu capacidad de mantener a largo plazo la dinámica de eficiencia y disfrute que caracteriza esta fase.
  • Toma ejemplo en los fundamentos de la Preparación Física y Mental de los Atletas y deportistas de alto rendimiento y adaptalos a tu situación particular, a tus gustos, a tus necesidades y a tu estilo de vida. Te toca por ejemplo fortalecer los pilares de un rendimiento óptimo: nutrición e hidratación/Descanso y relajación/Ejercicio (cardio y streching)/Mindfulness. No subestimes su importancia e intégralos desde ahora como parte de tu rutina productiva.

     Al fin y al cabo depende de ti hacer que esta fase dure el mayor tiempo posible, cultivando y fortaleciendo tus habilidades de constancia y resistencia, tanto físicas como mentales.

Bríndate lo mejor al respecto, invierte en lo que haga falta es decir invierte en ti,

en tu calidad de vida, en tu desarrollo personal y en tu bienestar.

Y sobre todo, disfruta al máximo de todo lo que vas experimentando,

aprendiendo y logrando.

 

DISFRUTA TU ÉXITO

   No estás en esta fase por puro azar o por alguna suerte del destino: estás aquí como resultado de un verdadero trabajo de cambio, crecimiento y actualización que tú llevaste a cabo en algún ámbito de tu vida o de manera integral: te hizo falta mucho coraje y mucha paciencia para llegar aquí y darte la oportunidad de vivir una vida a la medida, alineada con tus necesidades, tus valores y tus aspiraciones.

   Así que primero que nada, celebra esto, celebra este éxito en particular y alégrate por el camino recorrido. Pero además, cuida como un tesoro esa alegría que estás experimentando actualmente: nútrela, cultívala, aliméntala como se alimenta el fuego de un hogar.

No dejes que se apague porque mientras vivas y actúes

desde este espacio caluroso y alegre,

tu energía y tu vitalidad se mantendrán intactas

y tu podrás seguir trabajando en beneficio de tu realización plena.

  • No lo eches todo a perder volviendo a tus viejos patrones de pensamiento y acción: son obsoletos e inoperantes es decir completamente inútiles en tu nueva vida. Los reconocerás facilmente porque serán como un peso muerto que de repente te impedirá avanzar, te hará ver problemas donde no los hay y te ocultará las soluciones que sin embargo están a tu alcance. Y es que ciertas creencias, ciertos pensamientos limitantes son muy persistentes, a pesar del cambio y a pesar del éxito. Así que aprende a detectarlos y a reconocerlos por lo que son: creencias, interpretaciones de la mente, nada que no puedas enfrentar y vencer (1).
  • La fase Verano es un llamado a reinventarte y reinventar tu estilo de vida de acuerdo a lo que te brinda más bienestar, más satisfacción y más vitalidad. La clave para logralo es sencilla: pon el placer en el centro de tu vida, de todos los ámbitos de tu vida, personal y profesional, familiar y social. Cultiva a diario y de manera consciente el placer de los sentidos (lo que ves, lo que comes, lo que escuchas y oyes…), el placer del intelecto, del aprendizaje, de la reflexión… de la relación contigo mismo y con los demás, el placer del contacto, del encuentro, de la colaboración, de la creación y de la acción (2).
  • Finalmente, te invito a cultivar también espacios de no-acción: es importante que de vez en cuando dejes que las cosas fluyan y que aproveches para relajarte y descansar. El Verano es sin duda alguna la fase de acción por excelencia: esto es lo que te conviene y te hace sentir bien pero no olvides detenerte de vez en cuando y ofrecerte espacios de inmovilidad y de silencio. También son imprescindibles para mantener tu energía, tu motivación, tu resistencia física y tu agudeza mental en sus niveles más altos.    

   Conforme vayas avanzando en tu Proyecto de Vida y en tus proyectos profesionales, te tocará experimentar una y otra vez esta fase, así como las siguientes: la vida es cambio y el cambio – si tomas hoy la decisión de confiar en todos los aprendizajes que te va a brindar –  el cambio es crecimiento, superación y realización. Hoy te encuentras en esta fase: disfrútala, cosecha lo sembrado y aprovecha para fortalecerte y fortalecer lo adquirido y lo aprendido. Esto te permitirá hacer esta fase cada vez más larga conforme vayas creciendo y ser capaz de activar los ciclos de cambio en tu beneficio y en los momentos que mejor te convengan.

¿QUIERES TOMAR ACCIÓN

EN BENEFICIO DE TU REALIZACIÓN PERSONAL Y PROFESIONAL

Y CRECER PARA HACER CRECER TU NEGOCIO?

SUSCRÍBETE 

Y TEN ACCESO INMEDIATO A MI ÚLTIMA MASTER CLASS

Isabelle Lecurou

___________________

1 – Te invito a leer los dos artículos que escribí sobre este tema:

2 – Puedes leer al respecto los artículo siguientes:

isabellelecurou

isabellelecurou

Hola, soy Isabelle! Tu profesión es tu pasión y estoy aquí para ayudarte a alcanzar tus objetivos y hacer realidad tus sueños, dándole rumbo a tu vida y sentido a tu emprendimiento. Conmigo, aprenderás a construir tu proyecto profesional desde la pasión y el disfrute y a conciliar realización personal con realización profesional, en beneficio de un éxito profundamente relevante y valioso. Isabelle Lecurou - Ph-D. Coach Profesional Certificada Life Coach para Emprendedores - Español/Français

Ver perfil completo →

0 Comentarios

·

Deja un comentario

Deja un comentario