Esto es lo que hace un emprendedor exitoso y feliz – Parte 2

Isabelle Lecurou

Si bien es crucial y decisiva la dimensión mental y emocional del proceso que lleva a un emprendedor a ser exitoso y feliz – puesto que orienta, impulsa y nutre dicho proceso -, también es obvio que no es suficiente para hacerlo realidad y traducirlo en resultados concretos y experiencias tangibles.

Existe una segunda dimensión en la cual una persona plenamente realizada ha sido capaz de hacer lo necesario para honrar su doble ambición y de hecho suele ser gracias a la perfecta alineación entre ambos niveles (el emocional y el operativo) que pudo experimentar la sinergia entre Éxito Interno y Éxito Externo.

Esta segunda dimensión es precisamente la que quiero abordar en esta segunda parte para que tengas ya a la mano tu propia Hoja de Ruta hacia el éxito y la felicidad o como preferimos denominarlo nosotros los Life Coaches, hacia tu Realización Plena. 

4. Supo desarrollar las habilidades adecuadas

   Supo liberar su pleno potencial activando o adquiriendo los recursos internos y externos que le hacían falta para alcanzar sus metas: conocimientos, habilidades, talentos, relaciones, recursos financieros y materiales. 

Para logarlo:

  • fue capaz de diagnosticar de qué disponía y qué le hacía falta para alcanzar un Éxito a la vez Externo e Interno e hizo lo necesario para fortalecerse y superarse en ese rubro, ampliando sus recursos y capacidades existentes y trabajando en adquirir los que le hacían falta.
  • supo ser ecológico y táctico – prefiriendo la congruencia y la estrategia a la acumulación compulsiva (de conocimientos, de recursos, de relaciones) – y logró de esta manera desarrollar lo que a él le era útil de acuerdo a su personalidad, a su proyecto y a su situación de inicio.
  • supo por otra parte disfrutar el proceso de cambio y aprendizaje constante que esto requirió de él porque entendió que el trabajo interno y externo que requería era precisamente lo que le estaba haciendo crecer personal y profesionalmente.

En resumen – porque aquí sólo cabe un resumen – supo contestar a esas simples preguntas:

      1. ¿Qué necesito yo para ser un emprendedor o emprendedora exitoso/a?
      2. ¿Qué necesito yo para ser una persona feliz?
      3. ¿Entre lo que necesito, de qué dispongo y qué me hace falta?
      4. ¿Qué voy a hacer muy concretamente para potenciar lo que ya tengo y adquirir lo que me hace falta?

Y fue capaz, en base a las respuestas que recolectó, de armar un Plan de Acción a la vez operacional y motivante (operacional porque motivante) cuidando la calidad del proceso (procurando realizarse realizándose gracias a un Estilo de Vida y de Trabajo potenciadores y placenteros) y cuidando también la calidad de los resultados alcanzados (que fueran logros con sentido para él, porque alineados con su propósito, sus creencias, sus valores, sus prioridades)

    •  

Logró la sutil alquimia entre lo que en el mundo corporativo llaman habilidades duras y habilidades blandas (Hard Skills and Soft Skills): conocimientos en negocio, marketing y ventas, dominio de su especialidad (certificación, título), programación web, diseño, dominio de idiomas extranjeros, gestión de proyecto, dirección de equipo… por un lado; inteligencia emocional intrapersonal e interpersonal, proactividad, responsabilidad, foco, concentración, determinación, gestión del tiempo, gestión de sus niveles de energía, de estrés y de motivación, flexibilidad y adaptación al cambio y a la incertidumbre… por otra parte. Del balance entre ambos grupos de habilidades depende mucho el balance en nuestra propia vida. Es por esta razón que un emprendimiento bien liderado puede ser una extraordinaria palanca para tu realización personal, y vice-versa.

5. Toma acción de manera congruente y estratégica

A la hora de tomar acción, es enfocado, estratégico y ecológico: hace exactamente lo que tiene que hacer para lograr lo que quiere lograr desde un proceso siempre respetuoso de su equilibrio interno y externo.

No pierde tiempo y energía en una toma de acción:

  • improcedente: no procura llevar a cabo acciones correspondientes a la fase 2 o 3 del crecimiento de una empresa cuando apenas está en fase 1 (lo que obviamente sólo le generaría frustración y estrés); tampoco actúa, en lo personal, en contra de si mismo, de sus aspiraciones, de sus necesidades y de sus valores. 
  • compulsiva: no multiplica las horas de trabajo ni acumula las tareas bajo la creencia de que esto lo hace productivo y eficiente. Y no significa que nunca aumenta la carga de su trabajo o el volumen de sus compromisos; significa que cuando lo hace, lo hace a consciencia (sabe cuándo, dónde, por qué y para qué le conviene trabajar de esta manera). En otras palabras, gestiona muy bien su Curva de Esfuerzo y Crecimiento, alternando temporadas altas y bajas, presencia online y trabajo off line, ejecución, descanso y recuperación.
  • obsesiva: no le cuesta trabajo (ni le genera culpa) detenerse y simplemente ser: ser uno mismo, ser pareja, ser papa o mamá, hijo, amigo. Sus acciones son su lenguaje para manifestar en tiempo real el balance que tanto ambiciona: así que trabaja y descansa, se cuida y cuida su negocio, pasa tiempo con sus clientes y tiempo con su familia, se educa como emprendedor y como persona. Tiene muy claro que muchas veces «detenerse es avanzar» (Angela Becerra), por lo cual entiende que en determinados casos no tomar acción también es tomar acción (es por esta razón que entre sus habilidades está la planeación, el foco, la estrategia, la paciencia y la perseverancia).

Sus acciones sirven sus proyectos y no él a sus acciones. No es esclavo de su «productividad» sino que se enfoca en lograr un dominio de sí lo suficientemente alto como para alcanzar los resultados que necesita alcanzar desde un proceso potente y placentero. Su productividad es saludable (Healthy Productivity), su emprendimiento también (Emprendimiento Saludable) porque sabe elegir entre acciones que lo impulsan y acciones que lo drenan, actividades que lo llenan y actividades que lo agotan, relaciones que lo nutren y relaciones que lo disminuyen. Sabe tomar decisiones, poner límites y ser firme frente a la presión (social, familiar) relativa a cómo debería ser su vida personal, familiar, amorosa o profesional. Sus acciones son congruentes con su filosofía de vida y de trabajo y con la etapa en la cual se encuentra, sea en su Proyecto de Vida, sea en su Proyecto Empresarial. Y esta congruencia es lo que le permite tener impacto y resultados.

6. Se brinda un entorno estimulante y potenciador

Consciente del impacto, de la influencia que su entorno tiene en su calidad de vida y de trabajo, es muy cuidadoso en asegurarse espacios de vida y de trabajo estimulantes y potenciadores. 

Se trata nuevamente de un trabajo consciente, algo que tuvo que reflexionar y diseñar a la medida, de acuerdo a sus metas y a sus prioridades. Entendió que todo empieza y termina ahí, en el día a día de la vida cotidiana, por lo cual tomó el tiempo de convertirlo en una especie de plataforma desde la cual fortalecerse, impulsarse y desafiarse para crecer y superarse.

Es un proceso exigente porque se trata de alinear ese entorno a sus necesidades, valores y ambiciones, quitando lo que no es congruente con ellos e introduciendo lo que en cambio puede participar de esa congruencia.

  • Tal vez tuvo que mudarse para lograrlo (ir a un centro urbano porque correspondía más a su perfil y personalidad o al contrario pasarse al campo; cambiar de región, irse a otro país); probablemente tuvo que hacer cambios en su proyecto empresarial  (modificar su estilo emprendedor, ir por algo más pequeño o más grande, pasarse 100% a lo digital o regresar a algo más híbrido).
  • No dudes por otra parte que le tocó hacer un detox en sus relaciones (alejando los ladrones de tiempo y energía), renovar su círculo de amistades personales y profesionales y rodearse de una red de profesionales (marketers, coaches, terapeutas, formadores) que lo pudieran apoyar en su doble ambición de lograr un éxito tanto interno como externo  

Nuevamente, todo radicó en su capacidad de tomar decisiones, de darse permiso para hacerlas realidad y de hacer lo necesario para convertirlas aquí y ahora en un verdadero Estilo de Vida y Estilo de Trabajo, saludables, potenciadores y placenteros porque eso sí, 

El éxito es un camino

no un destino

(Ben Sweetland)


En fin, ese emprendedor exitoso y feliz, esta persona personal y profesionalmente realizada bien puede ser tú, una vez que decidas abrazar el proceso que te permita lograrlo.

   Mi invitación por supuesto es que te conviertas en esa persona, en ese emprendedor, en esa emprendedora que ha sabido tomar – en algún momento de su vida y de su emprendimiento la decisión fundamental de alcanzar un éxito que fuera a la vez externo e interno, de realizarse plenamente, de crecer en armonía, cuidando el balance entre las diferentes áreas de su vida (personal, profesional, amorosa, familiar, social) y el equilibrio en su propio espacio físico, mental y emocional. 

Mi invitación es que uses, aquí y ahora, tu poder de decidir

 

Usar el poder de decidir te da la capacidad de superar toda excusa para cambiar cualquier parte de tu vida en un instante (Anthony Robbins)

y que hagas realidad tu compromiso de lograr una realización plena desde un proceso potente, saludable y placentero. ¿No sabes por dónde empezar? Descarga mi guía y confía en el paso a paso que diseñé para ti.

isabellelecurou

isabellelecurou

Te doy la bienvenida a este espacio 100% dedicado a tu realización personal y profesional. Desde el enfoque del Life & Performance Coaching, ayudo a emprendedores, pequeños empresarios y profesionales de alto impacto (ciencias, arte, docencia e investigación, tecnología, comunicación) a diseñar e implementar el Estilo de Vida (Lifestyle) y de Trabajo (Workstyle) que les permita alcanzar sus metas y hacer realidad sus aspiraciones y ambiciones disfrutando del proceso y haciéndolo parte de su crecimiento y realización plena. Isabelle Lecurou - Ph-D. Coach Profesional Certificada Life & Performance Coaching - Español/Français

Ver perfil completo →

0 Comentarios

·

Deja un comentario

Deja un comentario